7 pasos para conseguir un cambio integral

  • ¿Quieres un Cambio integral en tu vida?
  • ¿Te has propuesto muchas veces cambiar cosas en tu vida y no terminas de conseguirlo?
  • ¿Has cambiado hábitos pero no acabas de sentirte bien o como te gustaría?
  • ¿Recurres a comer azúcar cuando estás nervios@ y acabas sintiéndote todavía peor y más estresad@ por ese impulso que no controlas?

 

Cuando queremos cambiar aspectos de nuestra vida, muchas veces emprendemos el reto, sin considerar que hay muchos factores de nosotros mismos que van a interferir en el logro del objetivo.

Por ejemplo, si nuestro objetivo es perder peso, nos centramos en comer más sano y hacer ejercicio. Dependiendo de nuestra fuerza de voluntad lo conseguiremos antes o después. Una vez llegado al peso ideal nos sentiremos orgullosos y satisfechos con nosotros mismos durante un tiempo, pero si no hemos trabajado la raíz de porqué llegué a tener esos kilos de más, el problema regresará  a nosotros como un “efecto rebote” y recuperaremos esos kilos. O en el mejor de los casos que consigamos mantenernos, es probable que tampoco acabemos siendo lo felices pensábamos que nos sentiríamos una vez alcanzado ese peso ideal.

Hay muchas personas dentro del mundo de la macrobiótica que cuidan muchísimo su alimentación pero luego fuman sin poder dejarlo. ¿Se están cuidando en realidad?

 

Otras personas hacen mucho ejercicio, se alimentan de manera muy saludable,  pero siguen sintiendo un tristeza muy profunda que no quieren mirar aunque en realidad saben que la tienen dentro de ellos mismos.

Porque la verdadera raíz de nuestra insatisfacción, es una falta de AUTOESTIMA más profunda.

¿Por qué ocurre esto?

Porque nos vemos a nosotros mismos como un cuerpo y una mente, desconectadas entre si. Es una visión muy limitante de lo que somos en realidad. Sería como arreglar una mesa llena de carcoma simplemente pintándola. Si por dentro está llena de agujeros esa mesa acabará rompiéndose.

 Somos un Ser espiritual de luz, confinado en un cuerpo físico, un cuerpo mental y un cuerpo emocional

Si queremos cuidarnos de verdad debemos comprender la necesidad de cada cuerpo, incluyendo el Ser de luz y energía que también somos. Buscando la coherencia entre todo el sistema que nos forma. Entendiendo que no puedo alimentar un cuerpo mental con alimentos sólidos que necesita el cuerpo físico. Ni alimentar al cuerpo emocional con chocolate, con la esperanza de sentirnos mejor. Un vacío emocional no se llena con azúcar. Aunque el chocolate siempre está bueno 🙂

Teniendo esto en cuenta aquí están:

Los 7 pasos para conseguir un cambio integral

1 . Comenzar a mirarte como un todo.

Toma consciencia de cada cuerpo que forma tu sistema. Siéntelos

2. Escucha cada cuerpo que te compone.

Para aprender a escuchar debes tolerar el silencio interior. En este silencio, encontrar ese susurro de tu corazón, de tu espalda que sufre, de tu cabeza que pide que pares. Y observar a tu ruidosa mente con perspectiva para comprender qué le preocupa en realidad y cuál es su miedo.

3. Dedícate tiempo para evaluar la coherencia en tu sistema.

Una vez que te has mirado como un todo y que has aprendido a escuchar cada cuerpo de tu sistema. Es importante parase al menos 2 minutos en la mañana o la noche para tomar consciencia del grado de coherencia que existe entre ellos. ¿Tira la mente hacia una dirección opuesta a la que tira tu corazón?

4. Aprende qué necesita “comer” cada cuerpo.

Mi campo de trabajo es saber nutrir al cuerpo emocional y al mental. Para aprender a nutrir al cuerpo físico recomiendo escuchar a Montse Bradford hablar de la alimentación energética, de los alimentos YING y YANG. El cuerpo emocional y mental son una energía que vibra en una frecuencia diferente al cuerpo físico. Por ello el alimento del que se nutre el cuerpo físico que es una energía en estado sólido /materia es diferente de la energía de la que se nutre el cuerpo emocional o mental que vibra en frecuencias distintas que no son materia sólida.  El chocolate es sólido irá al cuerpo físico. La tristeza es una energía que se mueve y que si no se libera queda confinada en nuestros centros energéticos, llamados chakras, hasta que un día o al escuchas o se enquista produciéndote una enfermedad.

5. Establece nuevos hábitos que nutran cada cuerpo de tu sistema.

Por ejemplo

  • meditación para nutrir a tu cuerpo mental, emocional y escuchar a tu Ser espiritual.
  • Yoga para nutrir a tu cuerpo físico y mental.
  • Chi-kung para nutrir a tu cuerpo mental, emocional y espiritual.
  • Fruta, verdura, legumbres, pescado, cereales integrales para nutrir a tu cuerpo físico

6. Repetir los buenos hábitos al menos 21 días.

7. ÁMATE. Reconcíliate con tu niño o niña interior y perdónate.

Esto te ayudará a reencontrarte y a conseguir los 6 puntos anteriores con mayor facilidad.

El Alimento Mágico:

Existe una alimento que nutre a todos los cuerpos y los sana. Es el alimento que asimilan todos los cuerpos de nuestro sistema. Tiene un gran poder transformador y sanador. Este alimento es EL AMOR

EL AMOR  es nuestro Ser de luz, que nutre nuestro cuerpo físico, mental y emocional.

El principio de todo cambio comienza por AMARSE A UNO MISMO.

te recomiendo la lectura de mi post: El Amor la mejor guía para decidir. 

 

Si quieres aprender a realizar estos 7 pasos para obtener un cambio integral, conseguir todo aquello que te propongas y DAR SENTIDO A TU VIDA. Ahora puedes inscribiéndote en el PROGRAMA CAMBIO INTEGRAL. En www.anamadrazo.com  o info@anamadrazo.com